¿Bicicleta elíptica o estática? Que elegir ?

No siempre es fácil elegir entre elípticas y bicicletas estáticas. Estas máquinas de cardio generalmente se eligen en función de sus necesidades y objetivos. Y con razón, además de que estos dos dispositivos adoptan el mismo principio de funcionamiento, resulta que hay peculiaridades que los hacen diferentes entre sí. Queda por ver qué dispositivo de fitness elegir para disfrutar de todos los beneficios del ciclismo, ya sea en casa o en el gimnasio. Descubra todos los detalles en este artículo.

Bicicleta estática y elíptica: las diferencias

Antes de adoptar su bicicleta, sepa que el mejor entrenador elíptico y de ejercicios tiene grandes diferencias en el pedaleo. El primero le permite realizar movimientos de pedaleo hacia atrás, lo que le ayuda a contrarrestar las fuerzas alrededor de las articulaciones. Mientras que la bicicleta estática tiene poco efecto sobre el tono muscular y articular.

En cuanto a la postura durante el entrenamiento, sentarse en la bicicleta vertical te permite mantener el equilibrio en todo momento. Este no es tanto el caso con el entrenador elíptico, ya que su espalda se pone a prueba para que pueda permanecer erguido y erguido durante la sesión de pedaleo.

En todos los casos, recuerde que durante el mismo intervalo de tiempo, el entrenador elíptico le permite quemar más calorías que el otro dispositivo. Porque más del 80% de tus músculos se utilizan con cada movimiento que realizas.

Puntos comunes de la bicicleta elíptica y la bicicleta estática

Ambos son dispositivos que ayudan a mantener la forma general. Los entrenadores elípticos y las bicicletas estáticas son igualmente buenos para su salud cardiovascular. No solo lo ayudan a mejorar su resistencia, sino que también son muy efectivos para trabajar su respiración.

Estos dos equipos de fitness también te ayudan a perder peso sin causar dolor en tu cuerpo. Combinados con una dieta perfectamente equilibrada y una mejor higiene de vida, también son muy efectivos para gastar tu grasa. Esto afinará tu silueta desde lejos o fortalecerá tu cuerpo como desees.

Luego, a nivel práctico, ni la elíptica ni el entrenador de ejercicio presentan ningún riesgo para la seguridad de su cuerpo y sus articulaciones. Solo necesitas instalarlo sobre una superficie lisa y plana para poder usarlo y disfrutar de todos sus beneficios.

Por tanto, el entrenador elíptico y la bicicleta estática están bastante cerca. Por una buena razón, ambos te permiten seguir un entrenamiento cardiovascular, mantener la forma y trabajar la resistencia sin causar el menor daño a tus articulaciones. Además, la elíptica y la bicicleta estática son aliados probados para quemar calorías y kilos de más. Por no hablar de su respectiva capacidad para fortalecer sus músculos.

Todos nuestros consejos para elegir el equipo de fitness ideal

En términos generales, no hay uno que sea mejor o peor que el otro a la hora de elegir entre la elíptica y la bicicleta estática. El caso es que este tipo de dispositivos se diferencian por su función y su impacto en el organismo. Sobre todo porque cumplen distintos objetivos formativos. Por ello, es más importante apostar por el dispositivo que cumplirá tanto con tus objetivos como con las necesidades de tu cuerpo. Siempre que planee trabajar los músculos y las articulaciones en general, el entrenador elíptico es la mejor opción. Esto último es de gran ayuda si quieres trabajar tus bíceps, tus abdominales, tu espalda, tus glúteos y tus pantorrillas.

Por otro lado, si está buscando un dispositivo estable que se pueda usar en una posición más cómoda, considere la bicicleta estática. Esto está especialmente indicado además de sus actividades físicas habituales. Especialmente si eres una persona con movilidad reducida o en fase de rehabilitación tras un accidente o una operación. El precio y la facilidad de instalación también deben tenerse en cuenta a la hora de elegir entre la bicicleta elíptica y la bicicleta estática.

Bicicleta elíptica

Las mejores bicis estática

Ir arriba