Qué es más caro césped natural o artificial

césped natural
 

¿Tienes un espacio en el jardín y has pensado en instalar una pequeña zona verde? ¿Sabrías qué tipo de césped es el más adecuado para ti?

Factores del césped natural o artificial:

El césped natural es una opción muy tradicional, tanto en espacios públicos como privados. Entre césped natural o césped artificial, hay que destacar los siguientes factores que debes tener en cuenta para tu elección:

Aunque el desembolso inicial puede ser más económico cuando hablamos de césped natural, más adelante tendrás que regar, pagar y pedir prestado un mayor mantenimiento que el césped artificial, por lo que a la larga requerirá más dinero para su cuidado continuo.

Mantenimiento

Naturalmente, un césped natural requiere una serie de tratamientos para mantenerlo en óptimas condiciones: siega periódica, erradicación de malas hierbas, fertilización del suelo, control de plagas y hongos, riego frecuente, etc. Todos aspectos que requieren tiempo y esfuerzo y hacen que el césped natural sea bastante caro de mantener en excelentes condiciones.

También está el tema económico, que se refiere a la compra de abonos y abonos y al aumento del consumo de agua, sin dejar de lado menores costos como el consumo de cortadoras de césped. Estas buenas prácticas de mantenimiento hacen que las superficies de césped natural sean lógicamente más caras que las superficies de césped sintético.

 

Ventajas del césped natural

– La inversión inicial es inferior a la del césped artificial. – Buenos niveles de contaminación y absorción de ruido. – El césped disipa mejor el calor que el césped artificial.

YouTube video

– Al ser un producto natural, contribuye a la autorregulación de su actividad bacteriana y la integración con el medio ambiente se realiza de forma natural.

– El césped natural requiere de múltiples tareas de mantenimiento: debemos cortar, desherbar, abonar, controlar plagas, hongos e insectos, regarlo y mantener la uniformidad del color. – Requiere más tiempo y esfuerzo. – Con el tiempo, este mantenimiento es más caro que el del césped artificial. – El césped natural requiere grandes cantidades de agua para el riego, lo que, sobre todo en zonas secas, puede resultar menos ecológico.

Ventajas que aporta el césped artificial

Sin duda, los principales beneficios que inclinan la balanza a favor de este tipo de césped son:

  • Requiere menos agua que el césped natural, lo que implica menores costes de mantenimiento.
  • No es necesario fertilizar, cortar o desherbar. Mantendrá su imagen cuidada en todo momento, por lo que su mantenimiento no requiere de mucha atención.
 

Los comentarios están cerrados.